lunes, 18 de septiembre de 2017

Mis tesoros del verano (Segunda Parte)

Aquí os dejo la segunda parte de mis tesoros favoritos de este verano, como ya comenté en esta parte me hablaré de las novelas, las series, los juegos y el anime que me han tenido entretenida en mis ratos libres.
❁Bandidos
(3ª Parte de la saga Salvaje, de Lorena Escudero)

Sinopsis (Goodreads)

«Como bien dicen, las malas hierbas no crecen solas; necesitan la compañía de otras para emponzoñar el suelo que colonizan porque eso les hace sentirse más fuertes.»
Y aunque quizá las malas hierbas no lo sean tanto, así como tampoco las flores más hermosas están exentas de peligro alguno, sí es cierto que nunca aparecen solas...
En el final de esta saga, sus protagonistas, Edlyn, Nate y Nobah, encontrarán lo que tanto ansiaban... Incluso aunque tengan que dejar atrás todo cuanto fueran y enfrentarse a sus más temidos adversarios.

jueves, 14 de septiembre de 2017

¡Mis tesoros del verano! (Primera parte)

¡Hola! ¡Hola!

Hoy vengo a contaros cositas sobre mis descubrimientos favoritos del verano y unas cuántas recomendaciones basadas en algunos de mis muchos gustos insanos. Como soy así y he tenido un verano movidito, he ido dejándolo hasta ahora y prefiero dividir el mismo post en dos partes para no atosigar demasiado. Sólo hablaré de lo que más me ha gustado, de lo que me acuerdo o de aquello que por algún motivo me apetece comentar ¡que sino si que no acabo nunca!

Este primer post trata sobre películas y dramas, centradas como veréis en los mismos temas, porque cuando me obsesiono con algo lo hago de verdad y sin medias tintas.
(No estoy loca, lo prometo)

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Razas y naciones de Édora: Vanarian


“Fuimos traicionados y abandonados por la cobardía de aquellos a los que debíamos proteger. Esperaban que pereciésemos y acabásemos siendo consumidos por la Pesadilla, pero por nuestras venas corre la sangre de los Primeros Elegidos y los vanarian nunca nos rendimos ante la adversidad. Tan sólo lograron que nos hiciésemos más fuertes de lo que nunca serán nuestros enemigos”
Los vanarian fueron en su día humanos procedentes del continente de la luz y no eran muy distintos a sus parientes dalariel, pero fueron obligados a abandonar sus hogares y tuvieron que partir hacia el este tras ser exiliados por su propio pueblo. Llegaron a Shelüne buscando refugio y gracias al sacrificio de su dios Vaehnar lograron asentarse en un territorio hostil e inhabitable, completamente distinto a las fértiles tierras en las que estaban acostumbrados a vivir. Es gracias a la magia de las lunas creadas por Vaehnar, de donde extraen la esencia que usan los Taumaturgos para su magia, que pudieron crear vida allí donde antes sólo había tierra muerta.

La constante presencia del ejército de Pesadilla acechando sus fronteras ha hecho que se endurezcan tanto física como mentalmente y que estén preparados para soportar el frío extremo y las situaciones más adversas. En cambio, se vuelven débiles y torpes al entrar en contacto con la luz del sol y no aguantan el calor tan bien como los dalariel.

Características físicas:
Ya que sólo los más preparados genéticamente para sobrevivir fueron los que lograron llegar vivos para asentarse en lo que hoy es la capital de Shelüne, poseen una altura superior y, en general, mayor resistencia física que sus primos del oeste. Aunque, a su vez, tienden a ser mucho más delgados y frágiles de constitución a simple vista. Es complicado ver a un ciudadano de clase media/baja obeso debido a la escasez de alimentos y cultivos y el férreo control que mantienen para evitar malgastar recursos.

Los vanarian poseen rasgos más variados que los dalariel, ya que la mezcla de distintas razas está muy presente en su genética por la diversidad de estas que existía entre el grupo de exiliados que se asentaron en Vehlum.

La estatura media de los varones es de 1,80 y en mujeres 1,70.

        Piel: Debido a la falta de luz solar, poseen tonos de piel muy pálidos y mortecinos. Algunos tienden hacia el color gris ceniza o pizarra en sus pieles, las más oscuras son el resultado de la unión entre vanarian y kandorei.
        Cabello: Los tonos muy claros como el rubio ceniza y el plateado son los más comunes, aunque también hay muchos con el pelo negro y marrón oscuro, ya que heredaron genes shien y vandren durante su destierro, también se puede ver a algún vanarian pelirrojo, aunque no son demasiados, el color caoba o rojo sangre es el más común en estos casos. Es muy normal que entre la nobleza se use la magia o tintes naturales para cambiar el color de sus cabellos, siendo siempre los más brillantes y llamativos sus preferidos. El uso de pelucas está muy de moda y los tatuajes en el cuero cabelludo o los peinados con rastas y rapados les resultan muy atractivos.
– Ojos: O muy oscuros (negros y marrones) o muy claros y brillantes con tintes sobrenaturales (grises, verdes, dorados, naranjas y rojizos). La mayoría de vanarian goza de visión nocturna, pero hay algunos en los que esta facultad está más desarrollada de lo normal y que incluso pueden llegar a tener las pupilas rasgadas como los felinos.

Capital:

Vehlum.

Otros reinos:

Condado de Onoara. Nuäla (Puerto Umbrío)

Tipo de gobierno:

República.
El Consejo de los Ancianos es quien decide las leyes y aplica la justicia en todo Vehlum y los escasos condados que lo rodean. No llega a ejercer ningún control sobre la ciudad portuaria de Nuäla por su lejanía con esta.

Está formado por once Ancianos (todos Vanar) elegidos “democráticamente” entre ellos mismos y un reducido número de nobles con el suficiente poder para tener voz y voto en el Consejo. Un Anciano debe ceder su puesto cada cien años de mandato o ser sometido a un juicio divino que le permitirá, en caso de ser superado con vida, continuar en el poder durante un siglo más antes de volver a pasar por el mismo proceso.

Se cree que aquellos que se aferran al poder durante demasiados años son castigados por el dios de la justicia Adegion y, de hecho, son pocos los Ancianos que sobreviven a este tipo de juicios. Aunque son menos los que deciden ceder su posición sin haberse sometido, al menos, a uno de ellos.

Idioma:

Común.

Siguen conservando la lengua de sus ancestros como la más común entre ellos, pero han heredado algunas palabras de sus vecinos kandorei e inventado insultos y maldiciones propias, dirigidas especialmente a sus parientes dalariel, a los que no tienen mucho cariño. Aunque tienen un fuerte acento y una entonación muy marcada de algunas consonantes, pueden comunicarse sin problemas con los miembros de la facción contraria.

Religión:

Politeísta.
Vaehnar es el dios más adorado por los vanarian, ya que fue quien se sacrificó por ellos y quien envió a su propio hijo para que les guiase hacia su nuevo hogar, aparte de ser el dios de la guerra y el mayor representante de la constante lucha a la que se enfrentan. La mayoría de humanos que ascienden a Vanar son sirvientes de este dios.

Nimiel posee una gran importancia entre ellos también, pues los Taumaturgos logran crear vida a través del poder que ella les otorga, así como su esposo Ygnur, que les da el calor y la alegría que necesitan para sobrevivir a tan adversas condiciones.

Su hijo Adegion y Alysha también son muy respetados y tienen sus propios cultos y templos repartidos por la ciudad.

El culto a Dhalaria carece de sentido para ellos, se sienten abandonados y traicionados por la Diosa Madre y son demasiado orgullosos para olvidar que fueron sus hijos los que se confabularon para exiliarlos de sus tierras. No existen leyes que prohíban adorarla porque creen que son innecesarias. En Vehlum no existen templos de culto a ella, y maldecirla en voz alta no se considera un pecado.

Kaele despierta poca simpatía entre los vanarian y es un culto bastante temido por aquellos que no lo entienden (su mayoría). No existen templos dedicados al dios, pero lo respetan como señor de esas tierras y no se atreven a despreciarlo en voz alta.

Tipo de sociedad:

Patriarcal.

Puede que los vanarian se consideren muy abiertos de mente y traten a sus mujeres con respeto, pero estas no dejan de estar supeditadas a su mandato. Es raro ver a una mujer en el ejército (a no ser que sea Vanar, e incluso así no es muy común) y no hay mujeres ocupando puestos políticos.
Entre los vanarian, los puestos de mayor importancia a los que pueden acceder se centran sobre todo en templos y negocios de diversa índole, donde llegan a ejercer bastante control si saben cómo moverse.

Familia y cultura:
Los vanarian tienden a ser muy abiertos en sus relaciones amorosas y es muy común que algunos se decanten por formar una familia sin llevar a cabo ningún rito de unión entre ellos. La anulación del matrimonio está a la orden del día, y siempre que haya una buena justificación el divorcio está permitido, aunque no demasiado bien visto si son las mujeres las que deciden ponerle fin. Normalmente son los maridos quienes tienen la última palabra en este tipo de decisiones, pues es en ellos en quienes recae el deber de mantener a su familia y decidir qué es lo mejor para esta.

Entre la nobleza es más habitual que una pareja quede unida bajo el sello del matrimonio, a diferencia de entre las clases más bajas, ya que los costos de los rituales que se deben llevar a cabo para que estos sean válidos a ojos de los dioses suelen ser bastante elevados y no todos pueden permitirse el poder afianzar su unión de manera legal.
El índice de natalidad es un tema que suele traer de cabeza al Consejo y hay leyes muy férreas que lo controlan. Las familias más humildes no pueden mantener familias con demasiados miembros, ya que los recursos y el territorio seguro y habitable de Shelüne son muy escasos, por este motivo el Consejo controla de manera muy rígida la cantidad de hijos que tiene cada pareja vanarian. No registrar un nacimiento conlleva una pena bastante severa que puede acarrear la muerte. Es común que, más allá del primer hijo permitido sin tener que pagar una tasa, el resto sean vendidos como esclavos o adoptados por familias nobles al no poder hacer frente a los costes legales que supone el quedárselos.

Aunque no es algo que hagan de manera excesivamente abierta y a vista de todos, los vanarian tienden a ser muy libertinos y activos sexualmente. La infidelidad, las relaciones homosexuales y el incesto no son castigados, de hecho, existen lugares repartidos por toda la capital donde las uniones de todo tipo están permitidas y son vistas como algo de lo más natural. Los esclavos dalariel son muy escasos y están bastante cotizados entre nobles para llevar a cabo todo tipo de fantasías fetichistas, aunque no suelen durar demasiado.
La prostitución es legal y la ejercen tanto mujeres como hombres, hasta el punto de considerarse un oficio bastante rentable y respetado en algunos círculos. Que un esclavo llegue a convertirse en el objeto de placer de las altas esferas es casi como una bendición para ellos, ya que pueden llegar a vivir incluso mejor que muchos nobles.

La esclavitud está permitida y hay muchas casas nobles que se benefician de ello. Cabe destacar la diferencia entre un esclavo normal, que posee la opción de pagar por su libertad o ser liberado por su amo, de un ilota (normalmente esclavos dalariel), que no tienen derechos y están incluso por debajo de estos.

Los vanarian se decantan por la cremación antes que el enterramiento y tienen ritos muy específicos para honrar a sus muertos. Uno de ellos es velar el cadáver durante siete días antes de quemarlo, tiempo que consideran necesario para que el alma del caído vuelva a encontrar su carcasa mortal y renazca como Vanar si su dios lo considera oportuno.

La pena de muerte está permitida y la consideran muy útil para mantener al pueblo sometido a las leyes del Consejo. Cuanto mayor sea el rango de la persona que sufra este castigo, más llamativa será su ejecución. Las ejecuciones en masa también suelen atraer la atención de los ciudadanos, por lo que es común que entre el pueblo llano se espere a tener un número apropiado de reos para ahorrar costos y transmitir el mensaje de manera más efectiva. Así también se aseguran de hacer purgas que para ellos son tan necesarias, especialmente en momentos de dificultades relacionadas con la sobrepoblación.

Relaciones con otras naciones:
Dalariel: Prepotentes, traicioneros y débiles sabandijas que no merecen ni su respeto. Los vanarian tienen suficientes motivos para odiar a los habitantes de la luz, ya que proceden de aquellos humanos que se quedaron en Andhüne mientras ellos partían a la guerra contra el ejército de Pesadilla. Y quienes más tarde los desterraron de las que antaño fueron sus propias tierras. No suelen hacer distinciones entre las diferentes naciones que habitan en Andhüne y disfrutan masacrando y esclavizando a todos los dalariel que se cruzan en su camino.

Shien: Muchos vanarian portan sangre shien en sus venas y han adoptado rituales y costumbres de esta nación como propias, pero no es común ver a miembros puros de esta raza entre ellos y su sangre está demasiado diluida como para considerarse una etnia aparte. Aun así, existen, aunque son muy escasos y la mayoría proceden de Andhüne y son tomados como ilotas. De todos los miembros del continente del oeste, los shien son quizás los que obtienen un mejor trato, aunque siguen viéndose como enemigos.

Kandorei: A pesar de que vivían en Shelüne antes incluso de saber de la existencia de los vanarian, estos últimos llegaron al continente y se apoderaron de su pedazo de territorio considerándose los elegidos y los primeros habitantes de esas tierras. La existencia de los kandorei pasó desapercibida durante mucho tiempo antes de que las dos razas se encontrasen por primera vez. Actualmente conviven en relativa paz aprovechando que hay demasiados kilómetros de tierra plagada de peligros entre ellos y se respetan, aunque en Vehlum apenas tienen representación y la mayoría son utilizados como esclavos o reclutados como mercenarios para el ejército.

Valkor: Raramente abandonan sus islas y se alistan en el ejército, así que prácticamente son unos desconocidos para ellos. Los pocos que ven suelen ser en la Bruma y no dejan de considerarlos dalariel muy altos, muy pálidos y muy peludos que sangran igual que el resto.

Kheldar y Tala’Khuun: Al ser razas formadas en su mayoría por tribus pacifistas ajenas a la guerra entre facciones es raro que un vanarian se encuentre con uno de ellos. Pero en el caso de hacerlo seguramente les darían un saludo muy parecido al resto de miembros de su continente.

Vandren: Dalariel con la piel más tostada de lo normal y menos puritanos que sus primos rubios.

 – Nüdeel: Como shien, pero carecen de su atractivo. Son más feos, indisciplinados y por si fuera poco huelen a mierda de caballo. Son muy difíciles de esclavizar y están mejor muertos.

Criaturas feéricas: Seres demasiado puros para sobrevivir en Shelüne. Propensos a marchitarse y sufrir la corrupción de esas tierras azotadas por la Pesadilla y, por lo tanto, difíciles de ver en su estado más natural. La mayoría de criaturas feéricas que habitan en el continente del este son peligrosas y los vanarian suelen desconfiar de ellas y temerlas.

Condenados: Los vampiros entran dentro de este grupo y son considerados parte del ejército de Pesadilla, además de criaturas inteligentes con las que deben andarse con mucho cuidado, pues, al ser los chiquillos del dios de las sombras, algunos tienen la capacidad de pasar desapercibidos entre vanarian y hacerse pasar por humanos.

Créditos:

(Las imágenes utilizadas en mis escritos pertenecen a sus respectivos autores y no son de mi propiedad, si encuentro la página del autor publicaré en cada entrada a quien pertenece así como los enlaces a sus páginas, aunque no siempre encuentro el origen de estas) 

"Neva and Chicco" por Sixmoderovka Studio
plain doll (bloodborne) por zhoujialin
- "Kheran dirigiendo a sus hombres" por Mansik Yang (no se llama así el dibujo, pero como no encuentro el nombre original en la página de su autor me lo invento xD)

domingo, 3 de septiembre de 2017

¡Resumen de verano y proyectos!

¡Hola a todos!

Ya estamos en Septiembre, se acaba el verano y ya es hora de que me ponga un poco al día con el blog y publique algo pronto sobre mis favoritos del mes/verano, que a este paso se me acumulan unos cuántos meses (lo sé, soy un verdadero desastre, pero así me hicieron y ya no vale descambiarme)
Pero antes quisiera hacer un pequeño resumen de estas vacaciones tan increíbles. Porque la verdad es que ha sido un verano muy positivo y me ha servido para volver con las pilas bien cargadas y el ánimo por las nubes, que buena falta hacía.

Debo decir que he estado bastante liada, por fin he podido bajar a ver a la familia y he disfrutado muchísimo en Almería y en Madrid, de las visitas que nos han hecho, de poder volver a ver a un montón de personas que llevo conmigo siempre pero que están demasiado lejos…de mis gatos y de mi hijo (que pronto empieza el cole y echaré demasiado de menos por las mañanas *llora*), del amor de mi vida, que por fin ha encontrado trabajo y está más que feliz pudiendo dedicarse a lo que ha estudiado. He conocido un montón de gente estupenda y, como no, he disfrutado de mis momentos de paz escribiendo, leyendo, viendo series y haciendo lo que más me gusta: que es estar en casa con los míos, relajada y más feliz que nunca porque al fin parece que vamos saliendo del bache de la crisis (¡crucemos los dedos!).

Pero no creáis que he estado ociosa y no he avanzado en mi trabajo. Estos meses los he dedicado a seguir escribiendo y, sobre todo, a corregir la segunda novela de mi saga (Los hijos de Édora), que por fin he registrado y ya tiene título: Los hijos de Édora – El velo.
(Promocionada por Martini xD)

Ya le he dado varios repasos por mi parte y he hecho la primera revisión con mi lector cero, y actualmente está pasando por otra revisión más exhaustiva por parte de una de mis lectoras, que aparte de ser una gran persona, una gran amiga y tener una paciencia infinita, me está ayudando muchísimo a pulir la novela y dejarla con una calidad que seguro que estará por encima de la primera.

Después de esto me gustaría poder permitirme una corrección profesional y ya a partir de ahí tengo que decidir qué hacer con ella, ya que es algo que llevo meses planteándome y cada vez me decanto más por la idea de empezar a autopublicar mis novelas.

He estado informándome mucho sobre este tema y es algo que todavía me planteo, pero lo que tengo muy claro es que me encantaría ofrecer un trabajo de calidad, tome la decisión de tome, y por eso prefiero seguir trabajando en esta obra a fuego lento, sin prisas para que vea la luz, porque creo que a la larga será mejor tanto para mis lectores como para mi futuro como escritora.

¿Qué opináis? ¿Tenéis algún consejo que darme con este tema? ¡Acepto sugerencias! jajaja

Y de momento eso es todo, a ver si me animo y publico un post con algunas de las cosas que han hecho que este verano sea tan especial (aparte de lo ya mencionado).


¡Un fuerte abrazo y gracias por aguantarme!

viernes, 1 de septiembre de 2017

SORTEO: Ejemplar físico de mi novela y más regalitos

¡Hola a todos! Tal y como prometí voy a sortear un ejemplar físico de mi novela “Los hijos de Édora – El vínculo” (con 2 ilustraciones de los protagonistas + 2 marcapáginas incluidos, y si queréis la firmo y dedico con todo mi 💕). Para participar sólo tenéis que seguir los siguientes pasos:


– Dar Me gusta a mi página de autora de Facebook (Carol Dust - Escritora - Los hijos de Édora).

Compartir esta publicación.

Comentar en esta misma publicación (basta con un simple “Participo”, pero si queréis explayaros más podéis hacerlo 😉)


(Recordad que hay que comentar y compartir la publicación original de mi página de autora para que pueda contabilizar bien a los participantes)

Bases para el concurso:


– El concurso durará hasta el 1 de Octubre de 2017.

– El sorteo en principio será nacional (España) e incluye los gastos de envío, ya que estos fuera de mi país se salen del presupuesto, lo siento mucho 😢

– Si algún participante de fuera de España está interesado igualmente y desea unirse al concurso puede hacerlo, pero en caso de salir ganador deberá hacerse cargo de los gastos de envío por correo certificado para poder hacer un seguimiento del mismo y evitar posibles pérdidas.

– En caso de tener menos de diez participantes en el sorteo, la fecha de finalización del concurso podrá alargarse hasta llegar al mínimo.

– Si el ganador no reclamase su premio en cinco días, volvería a repetir el concurso.


Y de momento eso es todo, disculpad por las posibles molestias ¡y muchísimas ganas por animaros a participar y compartir! ¡Besotes! 😚😚


lunes, 21 de agosto de 2017

Razas y naciones de Édora: Dalariel


“No existe en Édora raza más orgullosa y noble que la dalariel. Y no es de extrañar que, debido a la pureza que hemos sabido mantener intacta, seamos los hijos predilectos de la diosa Dhalaria y que su luz nos haga Despertar tan a menudo” 
La mayoría de humanos que habitan en el continente de Andhüne son dalariel, de hecho, provenir de continentes distintos ya suele clasificarlos en este grupo o en de su contrapartida (los vanarian) ya que, aparte de ser la raza más representativa y común de cada continente, también englobaría a la facción con el mismo nombre (independientemente de su etnia).

Al ser los favoritos de Dhalaria, son muchos los dalariel que llegan a ascender a Alados. Este hecho hace que ellos mismos se consideren la primera raza y los más puros entre los humanos, así como los elegidos por los dioses de la luz, lo que hace que en general tiendan hacia el bien pero también que pequen de demasiada altivez y orgullo.

Características físicas:
Poseen rasgos muy variopintos en lo que a personalidad y físico se refiere, dependiendo del reino al que pertenezcan.

Estéticamente suelen ser bastante más agraciados que los vanarian, con rasgos más saludables y luminosos en comparación con estos.

La estatura media de los varones dalariel es de 1,70 m y en mujeres 1,60 m.
        Piel: Los humanos de esta raza suelen caracterizarse por tener tonos de piel que tienden hacia los colores cálidos. Al estar en contacto con el sol, suelen broncearse y adquirir matices rosados en el caso de pieles más pálidas.

        Cabello: Los colores de cabello más comunes son el rubio, el cobrizo y el castaño en sus tonalidades más brillantes. Los colores oscuros como el negro o el marrón son muy raros y normalmente vienen acompañados de rasgos exóticos procedentes de la mezcla con otras razas o etnias.

        Ojos: Ámbar, verdes y azules en su mayoría.
Capital:
Arcania, que a su vez es la capital del continente Andhüne.

Otros reinos:
Khalidor (Thea su capital), Vannia (Samiria su capital), Fhaëria.

Tipo de gobierno:
Imperio.

Su joven Emperatriz es la que gobierna sobre los distintos reinos de Andhüne.

Idioma:
Común.

Religión: 
Politeísta.

Los dalariel son una raza muy devota de los dioses de la luz, Dhalaria es su favorita, aunque también sirven fielmente a su hijo el dios de la Justicia Adegion y a la diosa de la vida Nimiel, así como a Alysha e Ygnur, aunque este último con ciertas reservas y sólo para adorar su parte más artística, ya que suelen ser bastante puritanos.

En cambio, honrar a dioses como Vaehnar o Kaele está terminantemente prohibido y puede ser penado con la muerte en caso de ser descubierto un culto a estos.

Tipo de sociedad: 
Igualitaria.
Al ser la raza preferida por la diosa Madre, las mujeres representan un importante papel entre ellos, especialmente en la capital del continente, Arcania, donde su Emperatriz gobierna con mano férrea y controla al resto de reinos de Andhüne.

Las mujeres tienen prácticamente los mismos derechos que los hombres y es común verlas en el ejército o en puestos de importancia política y económica. Aunque no siempre ha sido así y deben seguir luchando por fortalecer su presencia, especialmente fuera de las fronteras de la capital.

Familia y cultura:
La familia es muy importante entre los dalariel, que suelen ser monógamos y bastante tradicionales. El divorcio no está bien visto, pues supone una ofensa hacia los dioses, ni tampoco los actos de deslealtad como la infidelidad hacia el esposo o la esposa.

Las uniones entre nobles suelen llevarse a cabo mediante acuerdos entre las familias implicadas, por lo que son muy comunes los matrimonios concertados por motivaciones económicas y políticas.

Las relaciones homosexuales están prohibidas, los dalariel son muy intransigentes en este sentido. Para ellos, la unión entre miembros de un mismo sexo atenta contra la propia naturaleza y la moralidad. En caso de ser descubierta una relación de este tipo y llegar a oídos de las autoridades oportunas, suelen recurrir a la castración y la ablación como castigo para evitar tentaciones oscuras.

La prostitución es un mal que afecta a todos los reinos y no está permitida en aquellos dominados por esta raza, ni está bien vista.

La esclavitud no está permitida legalmente entre los humanos, aunque hay familias nobles que poseen ilotas por gozar de lazos con algún Dalar.

Los Dalar son adorados como avatares de los dioses en el mundo de los mortales. Muchas de las leyes creadas para humanos no se aplican a Alados, siendo siempre favorecidos en todos los sentidos. A pesar de ello, y al ser tenidos en tan alta estima, los Dalar deben luchar por mostrar siempre una rectitud y unos valores que estén por encima de los mortales y no se alejan de las normas establecidas.

Los dalariel prefieren enterrar a sus muertos antes que quemarlos. Para ellos es muy importante que sus restos descansen en territorio sagrado.

La pena de muerte está cada vez peor vista. Los ajusticiamientos públicos no son algo agradable para la vista y despiertan unos instintos en la población que en la idealizada sociedad dalariel no llega a encajar del todo. Por este motivo suelen preferir el Olvido (o el destierro de criminales a La Bruma).

Relaciones con otras naciones:
Vanarian: Sus enemigos más acérrimos. Representan la oscuridad que tanto temen y son considerados como monstruosos, inmorales y corruptos. Tienen suerte de estar en continentes distintos, porque en el caso contrario los erradicarían por completo. En la Bruma hay tropas de mortales pertenecientes a ambas facciones que luchan entre sí bajo las órdenes de sus superiores Alados.

Shien: Los miembros de los reinos shien de Andhüne son muy respetados y queridos por los dalariel. Admiran su rectitud y coraje, así como sus grandes dotes para la guerra y el arte.

Kandorei: La mayoría de dalariel no ha visto en su vida a un miembro de esta raza porque estos viven únicamente en Shelüne. Los pocos que han podido ver a alguno, normalmente luchando para el ejército Vanar en la Bruma, los confunden con vanarian con la piel oscura, por lo que son odiados en la misma medida (aunque poco tengan que ver con ellos y con sus conflictos).

Valkor: Los valkor son temidos por su carácter belicoso y sus bárbaras costumbres, debido a esto no suelen acercarse demasiado a sus islas para evitar posibles enfrentamientos. Los valkor han llegado a hacer numerosas incursiones en tierras dalariel y arrasado muchas poblaciones cercanas a sus islas, pero el Imperio siempre ha logrado expulsarlos y en la actualidad los mantiene controlados gracias a su superioridad numérica y el poder del ejército Dalar.

Kheldar y Tala’Khuun: Estas dos razas nómadas son infravaloradas por ser considerados poco más que salvajes. Los kheldar, por si fuera poco, poseen unos rasgos demasiado bestiales para resultar estéticamente agradables para ellos. Los Tala’Khuun, al estar en sintonía con los kheldar, no suelen ser bien vistos. Pero al ser dos razas bastante pacíficas que se limitan a vivir en su territorio sin molestar a nadie no suelen reparar mucho en ellos. Algunos dalariel sienten algo de lástima hacia los Tala’Khuun, especialmente por aquellos que viven cerca de territorios valkor, pues suelen ser capturados como esclavos o aniquilados por ellos.

Vandren: Para los dalariel los vandren son una raza de nómadas vividores, pecadores y pendencieros que no merecen mucho respeto por su parte. Aunque son expertos comerciantes y los encargados de exportar e importar bienes que después de todo benefician al Imperio. Por lo tanto, son un mal menor muy necesario para ellos.

Nüdeel: Estos nómadas son un peligro para la estabilidad de los reinos y tienen acosados a los shien desde hace siglos, por lo que para un dalariel cualquier tribu nüdeel estará mejor siendo reducida a cenizas. Al igual que a los valkor los consideran demasiado belicosos, pero estos además tienen la costumbre de saber moverse por territorios desérticos y esconderse cuando es necesario, resultando mucho más impredecibles y difíciles de controlar que los habitantes de las islas.

Criaturas feéricas: La mayoría de dalariel no ha tenido contacto con ninguna, por lo que son consideradas poco más que criaturas mitológicas propias de cuentos y leyendas para niños. Aunque tampoco niegan su existencia, ya que la magia y los seres sobrenaturales están presentes en sus vidas gracias a los Dalar.

Créditos:

(Las imágenes utilizadas en mis escritos pertenecen a sus respectivos autores y no son de mi propiedad, si encuentro la página del autor publicaré en cada entrada a quien pertenece así como los enlaces a sus páginas, aunque no siempre encuentro el origen de estas) 

- May por Selenada

Razas y Naciones de Édora: Índice

(Un vanarian y su esclavo dalariel)

Es la especie más numerosa que habita en el mundo de Édora y la más dominante. Así como la mayor favorecida por el dios Padre Vaehnar y la diosa Madre Dhalaria.

Dependiendo de la zona donde habiten tienen unas características físicas y sociales muy distintas entre sí.

En el continente de la luz, Andhüne, la raza principal es la dalariel, y en Shelüne la vanarian.

Naciones humanas de Andhüne:

Nota: Para una información más extensa de cada raza, visitar el enlace pinchando en el nombre de cada una. Iré añadiéndolas a medida que tenga tiempo para desarrollarlas.

Valkor
Shien
Nüdeel
Vandren
Thala'Kuun

Naciones humanas de Shelüne:

Kandorei

(Próximamente...)
(Próximamente...)


Créditos:


(Las imágenes utilizadas en mis escritos pertenecen a sus respectivos autores y no son de mi propiedad, si encuentro la página del autor publicaré en cada entrada a quien pertenece así como los enlaces a sus páginas, aunque no siempre encuentro el origen de estas) 

- The silence after de Cris Ortega
- "Native American Indian Spirit Horse" por Valentina Marina

martes, 27 de junio de 2017

Nuevas ilustraciones de personajes

¡Hola a todos!

Aunque ando de vacaciones por el sur y apenas puedo estar pendiente de las redes, he querido pasarme por aquí para dejar un par de ilustraciones que ha hecho la artista Mer Campallo (Miss Ofú Artworks) de los protagonistas de mi saga: Alidaen y Thaerion.

 


















Como fan de su trabajo desde hace años sólo puedo decir que he quedado encantada y que me siento muy agradecida por el cariño y las ganas que  ha dedicado a mis pequeños, ha sabido plasmar la idea que tenía de ellos a la perfección, y no dudaré en un futuro de seguir contando con ella para más ilustraciones de mis personajes ¡son una verdadera pasada!

¿Y a vosotros qué os parecen? ¿Hay algún personaje de la novela que os gustaría ver retratado por la artista? ¡Acepto sugerencias para futuras comisiones!

¡Un abrazo!

martes, 20 de junio de 2017

RELATOS: Un mar de recuerdos - Parte X (Historia Atheriel)

❁ Capítulo XIX - El Reencuentro ❁

(Nota: Este capítulo contiene escenas con alto contenido violento)
Al principio, al verlo encorvado hacia delante y escuchar sus gemidos guturales pensé que se trataba de un no muerto.

Estaba tan absorta que no me di cuenta de su presencia hasta que lo tuve a escasos metros de distancia, acercándose mientras arrastraba los pies de forma pesada y alargaba sus finos y pálidos brazos en mi dirección. Iba descalzo, y las uñas de sus dedos, teñidas de negro por la suciedad, eran tan afiladas como las garras de un animal.

martes, 6 de junio de 2017

Mis tesoros del mes (Mayo)

¡Hola a todos!

Hoy vengo con una entrada en la que os quiero mostrar los grandes descubrimientos que hice el pasado mes ¿queréis saber de qué se tratan?

Seguid leyendo y os mostraré misss tesssorossss.

miércoles, 31 de mayo de 2017

¡Sorteo a los 100!


¡Hola a todos!

Tengo reservado un ejemplar de la novela en papel para hacer un primer sorteo al alcanzar los primeros 100 seguidores en el blog.

¿Os animáis a participar y compartir?

lunes, 29 de mayo de 2017

El mundo de Édora

Édora es el mundo donde se desarrolla la saga Los hijos de Édora, un lugar plagado de criaturas fantásticas, en el que la magia y el misticismo se unen para dar lugar a numerosas historias y leyendas; y donde los dioses cobran un gran protagonismo y caminan junto a los mortales para velar por ellos, concediendo su gracia a sus elegidos para que luchen y protejan el hogar que han creado.

Está dividido en dos continentes, Andhüne y Shelüne, delimitados en sus extremos por la Bruma, que actúa como barrera para evitar el avance de la oscuridad y el ejército comandado por la Pesadilla.

sábado, 27 de mayo de 2017

jueves, 18 de mayo de 2017

De vuelta ^^

¡Buenos días!

Ya estoy de vuelta y hoy estas monadas viajarán a sus respectivos hogares:
Ayer fue un día de locos, pero me dio tiempo a dedicar y empaquetar todas las novelas que tenía pendientes de envío.
Estoy bastante emocionada, pues ha sido todo un éxito y ya sólo me quedan seis ejemplares de todos los que pedí sin dueño, ¡así que si queréis aún estáis a tiempo de pedirlos!

Por otro lado...